QR: Decálogo del buen uso de códigos QR/BIDI


La clave de su éxito de un código QR está principalmente en la curiosidad innata al ser humano que querrá saber qué se esconde detrás del pequeño cuadrado encriptado.

Pero el uso de este código QR debe estar incluido dentro de una estrategia y perseguir unos objetivos concretos, para evitar la saturación o frustración y matar esa curiosidad.


Un interesánte decálogo de buen uso lo encontramos vía 101 cientouno:
  1. Adapta el sitio de destino al móvil
  2. Aporta contenido diferente y de valor para el usuario
  3. Facilita la vida al usuario
     
  4. Coloca el código en un sitio visible y notorio
  5. Asegúrate de que hay acceso a internet en el lugar donde coloques el QR
  6. Asegúrate de que dé tiempo a ejecutar la aplicación de escaneo
     
  7. Incluye una URL alternativa y breve
  8. Incluye una llamada a la acción clara
  9. No incluyas más de un código QR por campaña
     
  10. Incluye el código QR dentro de una estrategia para la consecución de un fin concreto. Los QR son un elemento táctico, no estratégico



Vía: 101 cientouno